Asia

Que visitar en la ciudad vieja de Jerusalén

Jerusalén está dividida en dos partes, la ciudad vieja y la nueva. La ciudad vieja tiene cuatro barrios: el Armenio, Judío, Cristiano y musulmán. La ciudad vieja es la más visitada por los turistas, por su interés histórico y religioso.

La forma de entrar a la ciudad vieja es a través de una de sus ocho puertas, si quieres acceder a la muralla, tienes que entrar por la puerta de Damasco, una vez dentro es como un laberinto, así que no se te ocurra ir sin un buen mapa o un buen guía (ojo que en cada puerta hay varios guías ofreciéndote sus servicios, son un poco pesados, la mejor forma de sacártelos de encima es diciéndoles “La, shukran” (“No, gracias”, en árabe).

Los lugares más destacados para visitar en la ciudad vieja:

Cueva de Zidkiahu: Cerca de la puerta de Damasco. Supuestamente usada por el rey Zidkiahu para escapar de los Babilonicos. De su interior se extrajeron las piedras con las que fue construido el Templo de Salomón.

Iglesia del Santo Sepulcro: Uno de los sitios más sagrados para la Cristiandad, señala el lugar de la crucifixión, entierro y resurrección de Jesús. Situada en la colina conocida como Gólgota (Calvario en Latín), la actual iglesia presenta varias modificaciones y adiciones a la estructura Cruzada original.

Torre de David y Ciudadela: Se halla a la derecha de la puerta de Iafo, en el sitio donde Herodes construyó torres sobre restos más antiguos. Destruida por Adriano y reconstruida por Beibars en el siglo XIV, el que agregó el minarete conocido hoy como Torre de David. Dentro de la ciudadela se halla el Museo municipal, que cuenta con programas audiovisuales transmitidos en pantallas múltiples, en Hebreo, Ingles, Francés y Alemán.

Mezquita de Omar: (Domo de la Roca) El tercer sitio sagrado en importancia para el Islam. Construido en el 91 DC por el Califa Abdul Malik Ibn Marwan, de la dinastía Omaya. Erigido sobre el monte Moriá, recibe su nombre por la gran roca sagrada que hay en su interior, desde la cual, según la tradición, ascendió Mahoma al paraíso y sobre la cual, según el judaísmo, debió haber sacrificado Abraham a su hijo Isaac. Es considerada también una de las piedras pertenecientes a las bases del Templo.

Mezquita de El Aksa: La mayor de las mezquitas de la ciudad. Construida por el califa Abdul Malik, de los Omayas y reconstruida por el califa Ad-Dahir, de los Fatímidas, señala el punto extremo del peregrinaje de Mahoma desde la Meca.

Iglesia de Santa Ana: Cerca de la Puerta de los Leones, uno de los mejores preservados edificios del periodo cruzado. Adyacente al estanque de Beit jisda, es considerada ser la casa de los padres de María, Santa Ana y San Joaquín y el lugar en el cual Jesús curó al paralítico (San Juan 5:2-16).

Vía Dolorosa: Comienza cerca de la Torre de Antonia y cerca de la Puerta de los Leones y a través de 14 estaciones que marcan episodios del camino de Jesús hacia el calvario, finaliza en la iglesia del Santo Sepulcro, donde están las ultimas 5 estaciones. En el camino se halla el Arco Ecce homo, construido por Adriano y asociado con esta Vía (San Juan 19:5). Peregrinos pueden sumarse a la procesión de los Padres Franciscanos todos los viernes a las 15 hs., comenzando desde la Torre de Antonia.

Muro Occidental (de los lamentos): El lugar mas sagrado para el judaísmo y meta fundamental de peregrinaje durante el exilio. Considerado como el único remanente del segundo Templo, es en realidad la pared occidental de contención de la plataforma sobre la que el templo estaba construido. Prédicas a Dios y peticiones individuales son colocadas a diario entre las piedras del muro – para los “ojos de Dios solamente”. El lugar es especialmente visitado los Sábados y feriados y el 9 de Av, aniversario de la destrucción del primer y segundo Templo.

Iojanán Ben Zakkay: Una de las cuatro sinagogas Sefardíes construidas en un mismo complejo – las otras son la de Estambul, la de Eliahu Ha Navi y la Intermedia, todas ellas restauradas después de 1967. (En el Barrio judío).

El Cardo: Era la calle principal en toda ciudad Romana. Fue utilizada para desfiles y procesiones religiosas. Esta calle pertenecía a “Aelia Capitolina”, la ciudad Romana construida después de la destrucción del Segundo Templo (Siglo I DC). Las estructuras corresponden al a época Bizantina, siglo V DC. Poseía 22 metros de ancho, con galerías laterales y veredas techadas, dejando en el centro lugar para el paso de carruajes y caballos. Actualmente, esta calle se halla restaurada e incluye exposiciones arqueológicas y un centro comercial.

El Barrio Judío: Luego de la reunificación de la ciudad en 1967, numerosas sinagogas, ieshivot y otros centros que florecieron durante siglos anteriores a 1948, están siendo nuevamente rehabilitadas. Esto incluye la zona del “Muro de los Lamentos” y el “Barrio Judío” que se halla en proceso de reconstrucción y repoblación.

Foto: Antonio Monerris

Artículos relacionados

Comentarios

Sin comentarios para “Que visitar en la ciudad vieja de Jerusalén”

Escribe un comentario