Castilla la Mancha

Qué ver en Budia, Guadalajara

Una vez que llegas a Budia, te encuentras con la Ermita de la Soledad, magnifico ejemplar de arquitectura religiosa popular.

En la cuesta de Santa Ana, se encuentra la Picota o rollo, posee gradas y fuste circular y acanalado en su totalidad. Sobre los collarines que lo rematan aparece una base cuadrada de la que sobresalen cuatro cabezas de animales, y un bloque cuadrado con remate piramidal culmina el curioso elemento.

Frente al convento puedes ver La Nevera de los Monjes, era donde se guardaba durante el invierno la nieve y durante los meses de más calor se utilizaba como hielo para las bebidas o la conservación de los alimentos. En esta misma zona, junto al convento, en la explanada, está la Ermita de Santa Lucía y el calvario de Piedra.

Situada en la subida de la meseta, se encuentra la Ermita de San Roque. No hace mucho que ha sido restaurada. Esta Ermita se construyó por una peste o enfermedad que azotó a los Budieros y ellos hicieron un boto a San Roque para que se superara.

La Ermita de Santa Ana, se encuentra junto al camino de bajada hacia Durón, entre huertas aparece el edificio en cuyo interior se conserva la talla de Santa Ana. Es de planta cuadrada, muros de sillería, tejado a cuatro aguas, puerta a mediodía de arco semicircular, y remate de cruz de hierro forjado.

En el mismo centro del pueblo nos encontramos con la Plaza de España, ahí puedes ver el edificio donde está situado el Ayuntamiento de Budia, tiene un pórtico y galería alta de columnas, (muchas de ellas datan de la época de los Reyes Católicos), con capiteles tallados en piedra de una sencilla traza renacentista. La oficina de Turismo la encuentras en la misma plaza junto a la gran fuente que data del siglo XVI.

La casa de “Los Romos” eran los mismos que vivían en el palacio del Infantado de Guadalajara, descendientes directos del cardenal Mendoza. También cuenta la leyenda que en la Casa del Duende habita uno, si quieres comprobarlo, tienes que acercarte a verlo.

Iglesia de San Pedro Apóstol y el Convento Carmelitas junto con El Santuario de Ntra. Sra. Del Peral es de los lugares que no debes dejar de visitar.

Ahora que estamos en escasez de agua, Budia es conocida por su abundancia, tiene infinidad de fuentes como la fuente “del cuerno” (cuyos 11 caños eran cuernos de toro), la fuente “Larga”, la”del Mauricio”, “del Oasis”, “del Puerco”, la “de Arriba”, la de la plaza..

Los Soldados de Cristo

Cuando la Semana Santa llega, Budia se engalana de fiestas y tradiciones, una de las más importantes para los Buideros es la de los soldados de Cristo, que tiene origen desde el siglo XV. En los años 50 desaparece esta fiesta y no es hasta el año 2001 que se recupera. Dos años después, estas fiestas obtiene el titulo, de Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Los soldados son 17 y van vestidos con un traje de pana negro, sombrero de ala ancha y una banda roja con un corazón de Jesus a la altura del pecho y una lanza de gran tamaño que lleva en la punta grabadas alegorías del escudo de Budia. Su principal cometido es la custodia del Sepulcro y Monumento del Señor.

Esta organización era de carácter militar, pero a día de hoy funciona como una cofradía, aunque se conserva el organigrama de galones en sus respectivos cargos (capitán, teniente y alférez). Seguir leyendo

Fiestas y tradiciones

Para muchos pueblos de la Alcarria, la inauguración oficial del verano comienzan con la fiesta de San Pedro, que se celebran en Budia el 29 de Junio. En estas fiestas tienen una tradición que os contaré más abajo.

No son las únicas fiestas que se celebran, en la primera quincena de septiembre disfrutan de las de Ntra. Sra. La Santísima Virgen del Peral de Dulzura. El día 8 de septiembre es el día de la virgen del Peral de Abajo, que es una talla que conservan en el pueblo y de la cual se guarda una réplica en la ermita. Las fiestas dan comienzo el viernes y terminan el miércoles con la caldereta, en todos los días que dura esta festividad, se puede disfrutar de verbenas, juegos, espectáculos, encierros, comidas populares entre muchas otras.

La tradición que os comentaba, la llaman La Sampedrada, antiguamente en este día los jóvenes y no tan jóvenes se dedicaban a recoger restos de cueros, de botas, y botillos, en esa época eran muy abundantes dada la especialización de la localidad en la industria de las tenerías y cordobanes, se reunía todo en la plaza del pueblo y se le pegaba fuego. Años más tarde cambiaron las pieles por leña de fuego, pero a día de hoy ya no se hacen las hogueras.. Seguir leyendo

Iglesia de San Pedro Apóstol

La Iglesia parroquial de Budia está dedicada a San Pedro Apóstol, es un edificio del siglo XVI, realizado en sillarejo y sillares en basas y esquinas. Su portada, precedida de un atrio descubierto y orientada a mediodía, es un extraordinario ejemplo de estilo plateresco en la Alcarria, con ornamentación de grotescos y vegetaciones en magnífica talla, así como medallones, bichas y otros detalles de gran efecto y equilibrio. La Virgen que tiene en su parte más alta no corresponde al conjunto ni a los detalles. Hay que destacar las cabezas de San Pedro y San Pablo, de tamaño natural, colocadas en los lados de la puerta y encima están las caras de los 12 apóstoles.

Su interior es de tres naves, con coro alto a los pies. Desapareció en la Guerra Civil de 1936-1939 su magnífico retablo mayor. Hoy queda un frontal de altar, en plata repujada (el actual altar de plata es parte del antiguo retablo), con decoración exuberante, barroca, y en el centro una imagen de Nuestra Señora del Peral de Dulzura, patrona de Budia. La cúpula de la iglesia, coronada con lucernario, es una de las más grandes de la provincia.

Dentro de la sacristía hay varios cuadros de pintura y oleos, en los que está reflejada la imagen de la Virgen del Peral y otro de ellos es el retrato (imaginario pero muy hermoso) de fray Diego de Alcalá en su conocido milagro de las rosas. También en la sacristía mayor se guarda una colección de arte sacro bastante importante. Seguir leyendo

Convento y Santuario

Uno de los edificios a destacar en Budia es el Convento de los Carmelitas, el cual se encuentra a día de hoy en ruinas. Se sitúa a las afueras del pueblo.

Su estructura es un ejemplo de la arquitectura carmelita del siglo XVII español, fue fundado en 1688, bajo el amparo de Nuestra Señora de la Concepción. Aunque hasta 1732 no se fundó y fue levantado el convento e iglesia, el cual estuvo en funcionamiento hasta 1835, fabricándose en él gran parte del paño necesario para la vestimenta de la Orden de Castilla.

A este convento pertenecían las cartas de Ana de San Bartolomé y de Santa Teresa de Jesús, cartas manuscritas. Su fachada aun se conserva en píe, puedes ver la estructura de la iglesia conventual, aunque el resto de la estructura está en ruinas.

En el cuerpo central de su fachada, podemos ver los tres arcos bajos de acceso. El central se escolta de planas pilastras, y se remata con vacía hornacina. Sobre ella aparece un enorme ventanal escoltado de almohadillado que tenía por misión dar luz al coro, y sobre ella todavía gran remate triangular con botones. El templo es de tres naves Seguir leyendo

Foto: Budiero

Artículos relacionados

Comentarios

Sin comentarios para “Qué ver en Budia, Guadalajara”

Escribe un comentario