Castilla la Mancha

Los embalses de la Alcarria

Valles, ríos, embalses y recursos monumentales definen atrayente ruta por la provincia de Guadalajara. Hoy os voy hacer un recorrido por algunos de los pueblos de Guadalajara, más conocida como la zona de la Alcarria, entre los que destacaremos el recorrido por sus embalses.

Muy cerca de la capital alcarreña, a tan sólo 17 kilómetros, se encuentra Torija. Un buen lugar para iniciar el recorrido que en buena parte hizo Camilo José Cela con su Viaje a La Alcarria. Lo primero que destaca es el Castilla, que en su interior alberga, precisamente, el museo dedicado a tan singular libro.

Brihuega es el siguiente punto de nuestro camino, donde el visitante puede realizar un ameno recorrido por sus encantadoras calles a la búsqueda del Castillo de Peña Bermeja, la Iglesia románica de Santa María de la Peña o a la de San Felipe, de la misma época anterior. El paseo se puede completar por los magníficos Jardines y la Real Fábrica de Paños de Carlos III, razón de que la localidad se conozca como El Jardín de La Alcarría. Antes de continuar el viaje asegúrese de haber caminado por la Plaza del Coso, con su cueva árabe y el edificio de la cárcel pública, del reinado de Carlos III.

Acercándonos a Cifuentes podemos ver el conjunto del Castillo del siglo XIV, la Plaza Mayor y la Iglesia del Salvador. La localidad puede alardear también de dos conventos destacados del siglo XVI: el de San Blas y el de Nuestra Señora de Belén; numerosas casonas, entre las que sobresale La sinagoga y el bonito paraje que circunda el pequeño Santuario de la Virgen de Loreto.

Tras recorrer unos pocos kilómetros llegamos a Trillo, que se asienta en uno de los lugares más pintorescos de nuestra provincia, ya que las aguas de río Cifuentes caen en espectaculares cascadas al manso cauce del Tajo. Llama la atención, en primer término, el magnífico puente sobre el Tajo, de origen árabe, siendo muy peculiar por tener sólo un ojo.

Duron es la próxima parada de nuestro viaje, donde visitaremos la Ermita de Nuestra Señora de La Esperanza, enclavada en un hermoso paraje, dominando un gran valle y con las aguas del embalse de Entrepeñas al fondo. No estará de más conocer el Calvario y las ermitas de Santa Bárbara y de La Soledad, así como los diversos palacios señoriales.

Sin perder de vista el gran pantano de Entrepeñas nos llegaremos hasta Pareja, con la Iglesia Parroquial renacentista, la Plaza Mayor el Palacio de los Obispos de Cuenca. Y, si lo que queremos es divertirnos practicando deportes náuticos o una más amplia oferta para el ocio, bordeando un poco más el embalse lo podemos conseguir en Sacedón, en cuyo término municipal existen varias zonas de esparcimiento para estos fines. Entre sus monumentos a visitar, dos edificios religiosos: la Iglesia Parroquial y la Ermita de La Cara de Dios.

Cerca de allí nos espera Anguix. Desde su Castillo se pueden admirar los maravillosos meandros que forma el río Tajo en esa zona. El siguiente paso nos lleva al cercano municipio de Sayatón, para encontrarnos con la Iglesia de San Pedro, los restos de la Ermita de Santo Domingo o los bellos parajes que existen en las proximidades de la Presa de Bolarque.

Una nueva localidad deslumbrará el recorrido del viajero:

Almonacid de Zorita. Llama significativamente la atención su Plaza Mayor soportalada, sin dejar de lado la Iglesia Parroquial y la Ermita de la Virgen de la Luz, entre otros edificios, o los impresionantes entornos de las escarpadas laderas de la Sierra de Altamira.

Pastrana nos ofrece todo un muestrario de sensaciones medievales. Un simple paseo por sus estrechas calles nos traslada a otros tiempos, sobre todo en el Barrio del Albaicín, el renacentista Palacio Ducal, situado en privilegiado lugar de la popular Plaza de la Hora o también el Convento de San Francisco, sede anual de la Feria Apícola de Castilla La Mancha. La plaza de los Cuatro Caños, que destaca por la fuente y la admirable Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, con su famosa colección de tapices flamencos.

Tras dejar Pastrana, nos dirigimos por la comarcal 200 hacia Tendilla, con los bellos y espectaculares soportales de su calle Mayor, “largos como una lo nganiza”, en palabras del Nobel Camilo José Cela. Conocida a lo largo de la historia por su popular Feria de San Matías.

Al final de la ruta nos aproxima a Guadalajara por la localidad de Horche. Adentrándonos allí aparecemos casi sin remisión en su castellana Plaza Mayor, una de las más hermosas de la Alcarria.

Foto: Christian Gallegos
Fuente: Información turística
Guia Turística de Guadalajara

Artículos relacionados

Comentarios

Un comentario para “Los embalses de la Alcarria”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Valles, ríos, embalses y recursos monumentales definen atrayente ruta por la provincia de Guadalajara. Hoy os voy hacer un recorrido por algunos de los pueblos de Guadalajara, más conocida como la zona de la Alcarria, entre……

    Por Bitacoras.com | 28 Noviembre 2010, 19:10  Vota: Add rating 0  Subtract rating 0  

Escribe un comentario