- Dime dónde ir - http://www.dimedondeir.com -

La ruta de las Kasbahs, Ouarzazate

Posted By Sabeliña On 1 Marzo 2011 @ 1:07 In Africa, Marruecos | 1 Comment

[1]

Orgullosamente erguidas sobre las colinas, grandes ciudadelas rosas que atraen todas las miradas. Son las famosas kasbahs del Sur, casas construidas en adobe, una mezcla de tierra arcillosa y paja, una asombrosa originalidad y una rara elegancia. En Marruecos, la Kasbah conserva toda su poesía acogedora.

Serena y poderosa, expresa la victoria y el apogeo de esta pequeña vida montañesa. Asimismo, se ha adaptado perfectamente no sólo al país, sino también a la vida social de los montañeses sedentarios. Eterna es el patrimonio, la herencia tan querida por la gente del Sur.

La Kasbah de Taourirt

La majestuosa Kasbaha de Taourirt es un monumento histórico clasificado como patrimonio nacional. Construida en el siglo XIX, fue la mayor residencia del pachá de Marrakech.

Fascinante por su numerosas torres dentadas, su arquitectura, sus líneas geométricas y su interior ricamente decorado con estuco pintado y madera de cedro. La Kasbah ha sido objeto de una cuidadísima restauración, con la creación intramuros de galerías de exposición, una biblioteca, un anfiteatro, etc.

La Kasbah de Tifoultout

Construida en el siglo XVII para recibir a los invitados del pachá de Marrakech, fue renovada hace treinta años y transformada en hotel restaurante. Está situada junto al pueblo de Tifoultout, cerca del río Draa. El entorno ofrece calma y tranquilidad. Desde la terraza, se puede admirar la ciudad de Ouarzazate más abajo, y todas las montañas que rodean la Kasbah.

Menos conservada, también destaca la Kasbah de las Cigüeñas (talmasla). Este conjunto se compone de tres niveles, el más alto especialmente en decorado, sea convertido en la parada preferida de muchas cigüeñas en plena migración.

Situada en el palmeral de “Skoura”, la gran Kasbah de Amridil se distingue por su patio cuadrado elevado por cuatro niveles y enmarcado por cuatro grandes torres. Su disposición interior es completamente tradicional: la primera planta para la cocina y las demás para vivienda, las torres sirven para almacenar alimentos.

Comenzada en 1860 y enriquecida con edificios a lo largo de las décadas, la Kasbah de Telouet es una verdadera obra de arte, fortaleza, castillo y caravanserrallo al mismo tiempo. Madera pintada, hierro forjado, estuco esculpido, zelliges (azulejos marroquíes) coloridos. Se dice que 300 obreros trabajaron durante tres años para esculpir techos y muros.

La impresionante Kasbah de Tamdakht tiene nada menos que cinco plantas y nueve torres. Construida en el siglo XIX, se beneficia de un programa e restauración. Original, su patio interior está enmarcado por magníficas arcadas que ofrecen una vista inexpugnable sobre el pueblo fortificado.

La Kasbah de Tamnougalt, construida en el siglo XVI, es una de las más antiguas de Marruecos. En el interior se pueden admirar los techos en madera pintada, escayola cincelada y los motivos geométricos. Es el ejemplo mismo del Ksar.

Las murallas del Ksar de Amzrou dominan el camino de M´hamid. Este pueblo se divide en dos partes: una musulmana con una mezquita, la otra judía con una sinagoga y un mellah (barrio judío).

Foto: Jean-François Rault [2]


Article printed from Dime dónde ir: http://www.dimedondeir.com

URL to article: http://www.dimedondeir.com/2011/03/la-ruta-de-las-kasbahs/

URLs in this post:

[1] Image: http://www.dimedondeir.com/wp-content/uploads/2011/02/kasbah.jpg

[2] Jean-François Rault: http://www.corbisimages.com/Enlargement/Enlargement.aspx?id=42-19361433&tab=details&caller=search

Copyright © 2009 Dime dónde ir. All rights reserved.