Andalucia

Los Reales Alcázares, Sevilla

En la ciudad de Sevilla nos encontramos con unos edificios palaciegos, el Real Alcázar, su construcción se inició en la Alta Edad Media, destacaban varios estilos, desde el arte islámico de sus primeros moradores, el mudéjar y gótico del periodo posterior a la conquista de la ciudad por las tropas castellanas hasta el renacentista y barroco de posteriores reformas.

El recinto ha sido habitualmente utilizado como lugar de alojamiento de los miembros de la Casa Real Española y de jefes de Estado de visita en la ciudad. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad, junto a la catedral y el Archivo de Indias en el año 1987.

A continuación os indicamos su historia por siglos.

SIGLO XIV: Alfonso XI y D.Pedro I
Por el lado occidental del Almohade Patio de Yeso, Alfonso XI ordena construir la Sala de Justicia –arquetipo de mudejarismo civil- a mediados del siglo XIV, tras su victoria de la batalla del Salado. Poco tiempo después, el Rey D. Pedro I el Cruel o el Justiciero, construye el Palacio Mudéjar entre 1.364 y 1.366 con alarifes y carpinteros de origen musulmán, procedentes de Sevilla, Granada y Toledo, con materiales perecederos como son la cerámica, el yeso y la madera, respetando la máxima coránica que impide hacer obras “eternas”, por aquello de…”ningún hermano humano puede hacer competencia al Creador”.

El palacio del Rey D. Pedro I tiene una superficie de 2.250m2 aproximadamente, y en él se sigue el esquema de la popular Casa-Patio, separando la parte oficial en torno al Patio de las Doncellas y las estancias privadas alrededor del Patio de las Muñecas. La decoración aplicada se sustenta en la conocida simetría islámica a través de elementos vegetales y geométricos reunidos, fundamentalmente en los paños cerámicos, con el principal argumento de cualquier religión monoteísta: La unidad y la multiplicidad.

Siglos XV-XVI: Reyes Católicos y Descubrimiento de América
El siglo XVI proporcionaría al Alcázar el mayor enriquecimiento conocido en su historia. Los grandes bienes llegados a la Ciudad durante los años de “Puerto y Puerta de las Indias” aumentan considerablemente los ingresos y permiten como no, la ejecución de importantes obras, sobre todo en el Palacio Alto, convirtiéndolo en un confortable alojamiento para los meses de invierno.

Siglo XVII:
En esta época, Sevilla vivirá período de fuertes contrastes con etapas de gran prosperidad y por el contrario, también, de inevitables decadencias. El Alcázar se verá enriquecido con nuevas e importantes obras, efectuadas para una anunciada visita de Felipe III, que nunca llegaría a realizar. El milanés Vermondo Resta construye el nuevo zaguán y apeadero, se levantan las nuevas caballerizas en el Callejón del Agua, y por otro lado, se ordena el Patio de la Montería y se realizan las nuevas cocinas en el sitio conocido posteriormente como Cuarto del Asistente.

Vermondo Resta en la época del monarca Felipe IV y bajo las directrices del Alcalde y Primer Ministro, el Conde Duque de Olivares, centró su actividad en la remodelación de los jardines. También entre 1625 y 1626 se instala en el espacio que actualmente ocupa el Patio del León, el mayor teatro que tuvo la Ciudad (Corral de la Montería), siendo pasto de las llamas a finales de siglo, después de haber servido para la representación de las importantes obras de la época.

Siglo XVIII:
En la primera etapa borbónica, el Alcázar vivirá momentos de esplendor motivado por la estancia de la Familia Real y toda su Corte durante cuatro años, construyéndose la Armería Real, hoy Sala de Exposiciones del Apeadero.

En el reinado de Fernando VI se produce el conocido terremoto de Lisboa, que causa estragos en diversas zonas del Alcázar, siendo necesario apuntalar la Galería de Grutescos y los Baños de Doña María de Padilla. Asimismo, destruye por completo las suntuosas cámaras que aún subsistían del viejo Alcázar dando a la Huerta de la Alcoba.

Cinco años después, en 1760 y reinando Carlos III se decide macizar hasta el nivel superior del patio el primitivo Jardín del Crucero (Patio de Doña María Padilla). Asimismo, se levanta como consecuencia del terremoto de Lisboa el actual Salón de Tapices, con un pórtico de traza clasicista diseñada por el ingeniero Sebastián Van der Borchst. Con Fernando VII, se ejecutarían diversas operaciones con absoluto desatino, como fue encalar las Galerías del Patio de las Doncellas, anulando por completo su variado cromatismo.

Siglo XIX:
En el reinado de Isabel II el conjunto servirá de residencia a los Duques de Montpensier. Se interviene en el actual entresuelo y la Galería superior del Patio de las Muñecas, la colocación de espejos en la cúpula del Salón de Embajadores y la reproducción de yeserías copiadas de la Alambra.

Siglo XX-XXI:
En 1931 la titularidad del conjunto monumental pasa al Ayuntamiento de Sevilla, quien ha venido responsabilizándose de la gestión y conservación de los Palacios y sus jardines. En 1993 se constituye como órgano de gestión, el Patronato del Real Alcázar y más adelante (1995) adquiere capacidad jurídica como Organismo Autónomo Municipal. En 12 de Abril de 1988 el Ayuntamiento de la Ciudad y Patrimonio Nacional firman un Convenio por el cual, y entre otros acuerdos, establece que el Ayuntamiento, como único propietario autoriza con carácter indefinido la utilización, del denominado Cuarto Real Alto con sus dependencias anejas, para el uso y servicio exclusivo de residencia de SS.MM. los Reyes de España y miembros de la Familia Real durante sus estancias en la Ciudad, garantizándose por tanto, la permanencia del uso secular del Alcázar, lo que hace que sea considerado como el Palacio Real más antiguo de Europa en activo.

Dirección: Plaza Triunfo, s/n – 41004 Sevilla
Teléfono: 954 502 324
Horarios de octubre a marzo: Entrada de martes a sábado: 9.30 a 17.00 h. Entrada domingos y festivos: 9.30 a 13.30 h.
Horarios de abril a septiembre: Entrada de martes a sábado: 9.30 a 19.00 h. Entrada domingos y festivos: 9.30 a 17.00 h.
Fuente: http://www.visitarsevilla.info

Tarifas:

Entrada general: 8,50 €
Jubilados y pensionistas: 2 €
Estudiantes de 17 a 25 años: 2 €

Foto: Isabel Vega

Artículos relacionados

Comentarios

Un comentario para “Los Reales Alcázares, Sevilla”

  1. [...] y 1.366 con alarifes y carpinteros de origen musulmán, procedentes de Sevilla, Granada y Toledo Seguir leyendo Dirección: Plaza Triunfo, s/n – 41004 [...]

    Por Que ver en Sevilla | Dime dónde ir | 26 Junio 2011, 22:50  Vota: Add rating 0  Subtract rating 0  

Escribe un comentario