Europa

Cementerio Judío de Praga

Hoy os voy hablar de un lugar un poco atípico, el cementerio judío de Praga, uno de los lugares más visitados por los turistas, en este lugar no hay panteones lujosos, ni monumentos de mármol de grandes personalidades, no hay flores, ni cruces.., en este cementerio solo te encuentras miles de lápidas apiladas entre sí, caídas y mohosas, desgastadas por el tiempo, todas ellas desordenadas, pero cuenta con una gran historia.

Se encuentra en Josefov, y en este lugar durante más de 300 años se permitía enterrar a los judíos. Como no había mucho espacio para enterrar a los muertos, los judíos lo hacían unos encimas de otros, por eso la gran cantidad de lápidas, aunque por cada una puede haber enterrado hasta 15 personas apiladas. Se pueden contar más de 12.000 lápidas y se estima que puede haber enterradas unas 100.000 personas.

La primera persona que se enterro en este cementerio fue un poeta, Avigdor Karo en el año 1439 y permaneció activo hasta 1787 que fue cuando se enterro al último judío Moses Beck. En este lugar permanecen varias personas ilustres, por eso es un lugar de peregrinación para los judíos. Destacar el rabino Jehuda Low Ben Becalel (a quien la leyenda atribuye la creación del Golem, el personaje imaginario de barro que defendía el ghetto), el erudito David Gans o el rabino David Oppenheim. Se dice que Franz Kafka era asiduo a pasear por este recinto y que Hitler no lo destruyó para que sirviera de “museo del pueblo extinguido”.

Los judíos no llevan flores a las tumbas, la costumbre Judía del Pejaj, en el pasaje de Josué dice que Dios no permitía erguir altares con piedra labrada, siempre tenían qie ser piedras naturales, al morir una pesona decendiente de Jacob, se dice que se tiene que poner una piedra sobre su tumba como recordatorio de la promesa que hicimos a Dios donde le dedicabamos nuestras vidas, y de esta manera levantamos un templo a Dios sobre nuestras tumbas, por eso véis sobre muchas tumbas pequeñas piedrecitas colocadas.

Para poder visitarlo se necesita comprar una entrada, pero no hace falta esperar la gran cola que suele tener, desde dime dónde ir os recomendamos comprar la entrada en cualquiera de las sinagogas judías, las cuales no hay ninguna cola, y así accedéis directamente sin esperar hasta más de una hora en la entrada del cementerio. La entrada es combinada y es válida para ambos lugares.

Horario: Todos los días excepto Sábados y fiestas religiosas. Noviembre a Marzo de 9:00 a 16:30. Abril a Octubre 9:00 a 18:00.
Entrada: Adultos: 290CZK (entrada combinada). Menores de 15 años, mayores de 65 y estudiantes: 200CZK
Transporte: Metro: Staromestska, línea A.

Foto: JCarlos Gallardo

Artículos relacionados

Comentarios

Un comentario para “Cementerio Judío de Praga”

  1. [...] Hoy os voy hablar de un lugar un poco atípico, el cementerio judío de Praga, uno de los lugares más visitados por los turistas, en este lugar no hay panteones lujosos, ni monumentos de mármol de grandes personalidades, no hay flores, ni cruces.., en este cementerio solo te encuentras miles de lápidas apiladas entre sí, caídas y mohosas, desgastadas por el tiempo, todas ellas desordenadas, pero cuenta con una gran historia. Se encuentra en Josefov, y en este lugar durante más de 300 años se permitía enterrar a los judíos. Como no había mucho espacio para enterrar a los muertos, los judíos lo hacían unos encimas de otros, por eso la gran cantidad de lápidas, aunque por cada una puede haber enterrado hasta 15 personas apiladas. Se pueden contar más de 12.000 lápidas y se estima que puede haber enterradas unas 100.000 personas. Más información [...]

    Por Que ver en Praga | Dime dónde ir | 14 Noviembre 2011, 3:10  Vota: Add rating 1  Subtract rating 0  

Escribe un comentario