Europa

Puerto de Estambul, El Cuerno de Oro

El Cuerno de Oro es un santuario en forma de cuerno que desemboca en el Bósforo y divide la parte europea de Estambul en la ciudad vieja y la parte de Gálata.

El Cuerno de Oro es uno de los mejores puertos naturales del mundo, es un santuario en forma de cuerno y según la leyenda su nombre se debe a la cantidad de objetos de valor que los bizantinos sumergieron en sus aguas durante la conquista otomana y a las tierras fértiles que antiguamente lo rodeaban. Esta ría estrecha divide el lado europeo de la ciudad en dos partes: la ciudad vieja y la parte de Galata. El Cuerno de Oro son unos 8km y tiene 3 puentes (los cuales han sido en realidad construidos varias veces).

De esos tres puentes sobre el Cuerno de Oro, el más antiguo es el Puente de Galata, y fue reemplazado últimamente con un puente moderno mucho más ancho, construido a su lado.

Desde el puente de Gálata hay unas vistas preciosas del casco antiguo de la ciudad. El puente une Eminonü con Gálata cruza la desembocadura del cuerno de oro en el mar Bósforo y desde ahí se pueden tomar los barcos para disfrutar de las bellezas de los dos mares. Los otros dos puentes son menos turísticos aunque entre ambos se situan dos barrios antiguos muy importantes para la historia de Estambul: Fener y Balat.

Si de día recorrerlo en ferry es una experiencia inolvidable, pasear por sus orillas de noche o contemplarlo desde el puente Gálata es una experiencia que no voy a olvidar nunca. Las luces reflejadas en el agua, la multitud de basílicas y mezquitas iluminadas, el bullicio, el olor a peces frescos y a verdura a la parrilla, las fogatas, los ferrys llegando a la estación. Cualquier calificativo es poco para este lugar único en el mundo que ha conmocionado a tantos viajeros durante siglos.

Serpenteando la colina de Eyüp, atravesando el bello cementerio lleno de cipreses se llega al mirador del Cuerno de Oro. Subir hasta aquí merece con creces la pena por las vistas que pueden verse del Cuerno de Oro, probablemente las mejores. Aunque también puede subirse en teleférico, la ascensión merece la pena. Al llegar al mirador es posible contemplar los cambios de luces y de sombras que se van sucediendo en este fascinante puerto natural.

Párate un rato, intenta distinguir el movimiento de los cargueros y de los barcos. Si la niebla baja al cementerio de Eyüp parecerá que te estás transportando a otro tiempo.

Artículos relacionados

Comentarios

2 comentarios para “Puerto de Estambul, El Cuerno de Oro”

  1. Me encanta, he estado alli y es precioso,sobretodo ver al atardecer viendo los barcos en el puerto.
    Saludos

    Por Facebook User | 1 Julio 2009, 11:29  Vota: Add rating 1  Subtract rating 0  
  2. Anita

    Un lugar con encanto sin duda, bueno en realidad todo Estambul lo es, a mi tambien me gusto mucho las vistas desde arriba y como no, ver ese impresionante puerto.
    Saludos

    Por Anita | 1 Julio 2009, 11:35  Vota: Add rating 0  Subtract rating 1  

Escribe un comentario